Editorial – Número 5

¡Deporte de Calle vuelve con más ganas que nunca! Estamos aquí de nuevo, escribiendo estas líneas con una cerveza en la mano, haciendo borradores y llenándonos la cabeza con un montón de nuevas ideas para el deporte popular. Quizás, llegados a este punto, hayamos perdido un poco la cabeza, pero tenemos más de mil motivos para habernos vuelto locos con esto del deporte callejero.

Como tenemos un buen día, brindamos, yonki-lata en mano, por los clubes de accionariado popular, que están reconquistando nuestro fútbol. Celebramos también que, mientras los “diarios deportivos” siguen obcecados con la parte sexual del deporte femenino, en otros deportes se dan los primeros pasos en contra de la cosificación de la mujer. Gritamos y nos abrazamos, cuando comprobamos que el deporte en los barrios está vivo, gracias a peña como la de Hortaleza Boxing Crew o la de la Escuela de Paquets.

Nos reímos de su prensa de mierda mientras leemos el último artículo de Wanderers; y de sus estadios vacíos cuando vemos las canchas llenas con las Ligas Cooperativas o la Liga de Fútbol Popular. En resumen, nos reímos de todo su deporte negocio. ¿Os hemos dicho ya que la Liga Cooperativa también nace en Alicante? Nos sobran los motivos.

¿Qué es lo siguiente que nos van a ofrecer? ¿Un mundial en el desierto jugado con aire acondicionado? ¿Una euroliga de baloncesto con doscientos millones de partidos? ¿Un torneo de directivos de la FIFA jugado en el patio de la cárcel? ¿Un reportaje sobre las atletas más sexys de todos los tiempos? Aún pueden superarse.

Pueden quedarse su sucio deporte y atiborrarse a publicidad, a farlopa en los palcos y a partidos los lunes. Nosotrxs preferimos movernos en otro terreno de juego. Nuestro partido es el de recuperar las calles y las canchas, los clubes, los espacios abandonados, las redes de apoyo mutuo, los espacios de interacción social… y tened cuidado, porque jugamos sin árbitros. Pero a lo que íbamos…

Yo he venido a hablar de mi libro

Este fanzine tiene un evidente aroma tailandés. Hemos querido acercarnos un poco más al deporte de este país tras la reciente visita de uno de nuestros corresponsales. En la redacción estamos con mucha energía, y este número también tiene un espíritu más reivindicativo, con mucho odio al deporte moderno. Colaboraciones, entrevistas y mucho más. Antes de abandonarlo en la estantería, no te olvidas de llegar hasta el final, para enterarte de qué van las I Jornadas de Deporte Popular.
Como siempre, esperamos que disfrutes con este fanzine. Nosotros vamos a por otra birra, que aún queda mucho por maquetar… ¡Nos vemos en las canchas!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*